martes, 3 de julio de 2012

Las locuras de hoy son las grandes historias del mañana.

A veces esperamos demasiado de otras personas, sólo porque nosotros estaríamos dispuestos a dar mucho más por ellos.
En la vida hay que caer, levantarse, amar, sufrir, reír, llorar, perdonar, soñar y seguir nuestro camino sin mirar atrás.
 Usa tu sonrisa, contra aquellos que solo quieren ver tus lágrimas.
Yo no cambio por nadie. Solo mejoro por quien lo merece.
Tu problema es que esperas demasiado de alguien que nunca te ha demostrado nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada